Rutas de Harry Potter

Descubre los rincones secretos de Harry Potter en Londres, ya sea con visitas guiada a pie o en taxi o por vuestra cuenta.

 

 

 

 

 

Ruta guiada a pie por el Londres de Harry Potter

 

Una interesante excursión a pie, de 2 horas y media que nos enseñará las principales localizaciones donde se rodaron las películas de Harry Potter en Londres. Mas información y reservas aquí.

 

Ruta guiada en taxi por el Londres de Harry Potter

 

Del callejón Diagon al Caldero Chorreante, opte por un tour privado en taxi negro por los enclaves de Harry Potter. Nadie conoce las calles de Londres como estos taxistas y cada taxi tiene cabida para cinco magos y/o "muggles". ¡Esta es su oportunidad para entrar en el mundo de Harry Potter y sus amigos mientras recorre las atracciones de Londres!. Tour de 3 horas muy popular entre los niños. Actualmente solo está disponible en inglés, pero al tratarse de un tour privado, solo es necesario un nivel básico. Recogida y vuelta en el hotel incluida. Más información y reservas aquí.

 

CREA TU PROPIA RUTA HARRY POTTER

 

Uno de los grandes fenómenos literarios y cinematográficos de los últimos años ha tenido mucho que ver con Londres. Si quieres visitar los puntos de la ciudad donde se rodaron o ambientaron escenas de las películas de Harry Potter, aquí van algunas pistas.

 

La estación de King's Cross

Comenzamos la ruta de Harry Potter en Londres, en la estación de King´s Cross, que además es uno de los puntos neurálgicos del transporte público de la capital inglesa.

 

¿Recuerdas que para llegar a Hogwarts hay que coger un tren fantasma que sale del andén 9, 3/4 de la estación de King´s Cross? Si tu hijo es un amante de los libros de J.K. Rowling, no dejes de ir a ver el carrito que hay incrustado en la pared del «supuesto» acceso a la vía del tren mágico, le encantará hacerse una foto allí.

 

El colegio Hogwarts

En el sudeste de Inglaterra se alza la abadía de Lacock, fundada en 1229 y situada en el pueblo del mismo nombre. Los fans de Harry Potter lo saben: en sus estancias se rodó parte del primer filme Harry Potter y la piedra filosofal. Llama la atención reconocer en el interior de la abadía los particulares decorados de Hogwarts (el comedor, los pasillos...).

 

Al salir de la abadía, es imprescindible dar un paseo por esta pequeña localidad que sigue anclada en el siglo XIII, una especie de museo etnográfico viviente donde todo es original, hasta los atuendos de los dependientes de las tiendas recuerdan aquel divertido pasado.

 

Zoo de Londres

Antes de que iniciara sus estudios en Hogwarts, Harry ya era capaz de hablar parsel, como pudimos ver en Harry Potter y la piedra filosofal. Es en la sala de los reptiles del zoo de Londres donde descubre que puede entender a las serpientes.

 

Gringotts

La embajada de Australia en Reino Unido sirve de escenario para el banco en el que los magos depositan sus ahorros.

Para visitarlo, hay que ir al sur de la ciudad, a la estación de Temple donde llegan las líneas amarilla y verde (Circle y District lines). La impresionante galería de su interior no deja lugar a dudas de por qué se eligió este edificio para la primera película de la serie.

 

Puente del Milenio

Quien no haya visto Harry Potter y el misterio del príncipe seguramente pase tranquilamente, pero los más seguidores de la saga mirarán al cielo por si se acercan los mortífagos volando en sus escobas y escapar de él antes de que se balancee tanto como para tirar a todos al río.

Esta pasarela une ambas orillas del Támesis a la altura de la catedral de San Pablo, por lo que lo más práctico es coger la línea roja (Central line) y bajar en St. Pauls. Antes de encaminarnos al puente, se puede visitar la impresionante catedral barroca, con la Galería de los susurros en el interior de su cúpula y la gran cantidad de obras de arte que alberga.

 

 

Tags:

Please reload