VISITAR

Monumentos, museos, atracciones y parques. La oferta de Londres para niños y mayores es espectacular.

 

Es muy importante llevar planificadas nuestras visitas, pero sin rigideces. Siempre se pueden hacer cambios. Si no corremos el peligro de convertirnos en victimas de nuestra agenda.

 

Trataremos de programar para la mañana las visitas menos atractivas para los niños y por la tarde los "platos fuertes" para ellos. Con esto conseguiremos que el día no sea pesado para ellos.